Falleció Bob Hoover, uno de los pilotos más reconocidos en la historia de la aviación

Bob Hoover fue piloto durante la 2da Guerra Mundial, Instructor de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, escoltó a Chuck Yeager cuando rompió la barrera del sonido, entre otros tantos ítems destacados a lo largo de su vida2016-fallecio-bob-hoover-hangar-x

Bob Hoover fue piloto durante la 2da Guerra Mundial, Instructor de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, escoltó a Chuck Yeager cuando rompió la barrera del sonido, entre otros tantos ítems destacados a lo largo de su vida. Aunque la gran mayoría lo recuerda por sus acrobacias en un Aero Commander-Shirke, definitivamente es parte de la historia de la aviación mundial.

Es considerado el padre de la Acrobacia moderna, y fue descripto por Jimmy Doolitle como «…el piloto más hábil que haya conocido». Voló Spitfire durante la segunda Guerra Mundial y en su misión número 59 -por una falla en el motor- aterrizó de emergencia en territorio francés y fue tomado prisionero por los alemanes. Luego de dieciséis meses de prisión, logro escapar y se robó un Focke-Wulf FW-190 con el que se escapo a Holanda.

harrison-ford-con-bob-hoover-2016-hangar-x

Hace algunos años, la Administración Federal de Aviación trató impedir que Bob Hoover dejara de volar, diciendo que estaba demasiado viejo para hacerlo. Pilotos de todas partes del mundo levantaron su voz y lograron impedir que esto sucediera.

En el año 2012, durante un vuelo de exhibición en Dallas, un P-51 no podía bajar el tren de aterrizaje. Llamaron a Bob Hoover -quien estaba en Los Angeles- por teléfono y le contaron lo que estaba pasando. Bob les fue diciendo maniobra por maniobra lo que tenía que hacer, ya que a él le había sucedido varias veces y finalmente pudieron solucionarlo.

Una de sus últimas apariciones en público, fue el mes pasado durante el «Campeonato Nacional de Carreras» en Reno, Estados Unidos. Se lo veía frágil, pero conservaba su característica sonrisa por debajo de su sombrero de paja de ala ancha, mientras no dejaba de saludar a cada uno de sus fans estrechándole su mano.