César Falistocco – (1962 – 2017) In Memoriam

Este es nuestro homenaje a César Falistocco, quién fue sin dudas, “El gran emperador” que tuvo la acrobacia aérea Argentina y al que todos recordaremos por siempre.

“EL GRAN EMPERADOR”

Tirabuzones, toneles y loopings, lo hacen el mejor arquitecto. Pintar estelas en el cielo, de la forma más surrealista, lo hacen el mejor pintor; Dibuja su corazón en el cielo con la misma estela; haciendo de su show la mejor película de suspenso con toques de amor, aún sin dobles. Modifica la forma de las nubes haciendo de ellas la más dulce escultura. La música le da brillo a la partitura celestial. De la escritura quisiera encargarme yo.

¿Qué más le hace falta para hacer de su libertad, la más magnífica obra de arte?

Realizó su trabajo como el mejor de los artistas, poniendo a disposición, su mente, su cuerpo, su corazón y su alma para hacer de su vuelo, la más bella exposición en las alturas.

Se paro frente a la multitud enardecida, con la Bandera Nacional en su mano izquierda, y solo dijo gracias.

Merecido silencio ante la masa, que se dedicaba con exaltación a agitar sus brazos y a aplaudir con fuerza el fin de la obra.

Descendió de su nave para entremezclarse entre su gente como uno más, como el más carismático en su política.

Abrazó con sinceridad a esa gente, traspasando la magia celestial que poseen sus manos.

Los cuerdos lo tratan de loco, y es el loco más cuerdo y correcto que encontré en el reino.

Fue Psicólogo y filósofo cuando entre la multitud contestó a mi pregunta: “No somos Dioses para cambiar nuestro destino, haciendo cosas en las que creemos sentirnos seguros; no somos inmortales”.

Es sin duda el más grande Emperador que ha dado el Reino, y como tal cual los romanos aprendieron y disfrutaron a su Julio Cesar; nosotros, humanos incapaces de reunir sus cualidades, disfrutemos y aprendamos de nuestro gran Cesar. Aquel que baja del cielo tal cual un Dios lo hace del Olimpo, para vivir entre nosotros, esos que somos locos tan cuerdos.

(Fragmento del libro “Conquistando Cielos”, de José Manuel Saint-Martin.) 

Comentarios

comentarios