Lucha antigranizo: el Gobierno aseguró que redujo los daños por debajo del promedio histórico

El Gobierno de Mendoza difundió el balance de la campaña 2018-2019 del Programa de Mitigación de Granizo, y sostuvo que “cerró con balance positivo” con un 22% menos de daños que el promedio histórico de la provincia

El informe difundido por el Gobierno de la provincia de Mendoza dio cuenta de un período estival con tormentas más severas, atribuibles al fenómeno de El Niño, pero con un esfuerzo que permitió reducir el porcentaje de daños en relación a períodos anteriores.

De acuerdo con el informe del “Programa de Mitigación de Granizo”, a cargo de la “Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas”, durante los ocho meses de campaña se detectaron –a través del radar– un 33% más de células de tormentas respecto al valor medio.

En total, en ese lapso de tiempo, hubo 22 días netos de tormentas severas, cuando la media es de 19. La campaña del “Sistema de Lucha Antigranizo” 2018-2019 empezó el 15 de septiembre y finalizó el pasado 15 de mayo.

La prórroga se debió al retraso en la conclusión de cosecha de vid y a la necesidad de resguardar la producción hortícola y olivícola, es decir, que el proceso de prevención y mitigación de tormentas graniceras empezó antes y concluyó después, teniendo en cuenta que habitualmente se extendía del 1 de octubre al 30 de abril.

“Se logró reducir el porcentaje de daños que advertía la compleja temporada”, aseveró el balance. Las tasaciones de la “Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas” de la temporada 2018-2019 establecieron que la cantidad de hectáreas dañadas al 100% llegó a 15.982, alrededor del 22% menos que el promedio histórico de Mendoza, que es de 20.528 hectáreas.

Según la DACC, el fenómeno de El Niño generó una disminución del 25% de precipitaciones. No obstante ello, creció el número de días con riesgo de granizo, siendo los oasis Sur y Este los más afectados de Mendoza.

Cabe recordar que en San Rafael se registraron una serie de tormentas que afectaron severamente la producción vitícola y hortícola. Una de las más graves tuvo lugar el 28 de diciembre, con drásticas consecuencias para fincas del este, donde productores dieron cuenta de miles y miles de hectáreas de durazno y uva arrasadas por la piedra.

Retomando el informe del Gobierno, destaca que “el incremento de las tormentas que afectaron las zonas productivas exigió al máximo la capacidad del Sistema de Mitigación, que se mantuvo activo, con óptima disponibilidad de recursos, durante toda la temporada”.

En ese sentido, creció un 28% –en relación al promedio histórico– el número de células tormentosas sembradas por los aviones del Sistema de Lucha Antigranizo. Esto generó además que se utilizara un 43% más de unidades de pirotecnia, para lo que se necesitó un 63% más de yoduro de plata, químico clave en la siembra de nubes.

En referencia a las tareas de las aeronaves, durante la campaña se realizaron 353 vuelos, 23% más que el valor promedio. En cuanto a las horas de vuelo, el valor histórico fue superado en 11%.

Datos estadísticos del Sistema de Lucha Antigranizo:

  • Durante los siete meses de actividad, fueron utilizadas las cuatro aeronaves que tiene la Provincia para dicha tarea.
  • Hubo 46 días (58% de las jornadas con operaciones) en los que se necesitaron al menos tres aeronaves con operaciones simultáneas y otros 27 días en los que se utilizaron las cuatro aeronaves (34% de los días con vuelos).
  • En cuanto al trabajo de los generadores de superficie, se registraron 57 días de actividad, que equivalen a 1.304 horas, la red funcionó en promedio cinco horas por jornada.
  • En esta temporada, los artefactos operaron con un sistema mecánico nuevo y se logró el funcionamiento continuo de 10 dispositivos distribuidos sobre la precordillera del Valle de Uco y en Potrerillos.
Fuente: Diario San Rafael

Comentarios

comentarios