El Jefe de la FAA realizó un vuelo de pruebas al mando de un Boeing 737 MAX

Cumpliendo con sus dichos, la máxima autoridad de la Administración Federal de Aviación (FAA), Steve Dickson, realizó un vuelo al mando de un Boeing 737 MAX, como parte de los ensayos de cara a obtener la recertificación del avión

El jefe de la Administración Federal de Aviación (FAA), Steve Dickson, realizó hoy un vuelo de evaluación de casi dos horas al mando de los controles de un Boeing 737 MAX, un acontecimiento importante de cara a la recertificación del modelo.

Steve Dickson - Administración Federal de Aviación

Como ex piloto militar y comercial, Steve Dickson fue acompañado por otros pilotos de la FAA y Boeing, quienes aterrizaron poco antes de las 6PM (GMT) en el Aeropuerto Internacional King County, también conocido como «Boeing FIeld», en Seattle.

AVIACIÓN GENERAL: Cessna suma un tercer SkyCourier al programa de pruebas de vuelo

«Me gusta lo que vi durante el vuelo», expresó Dickson durante una conferencia de prensa realizada después del vuelo, pero agregó que «Aún no hemos llegado al punto en el que hayamos completado el proceso».

Este vuelo fue un punto clave en el proceso de Boeing para obtener la recertificación del Boeing 737 MAX, cuya flota mundial esta en tierra -sin autorización para volar- desde marzo de 2019, llevando a la compañía a la peor crisis comercial de su historia.

La máxima autoridad de la FAA probó una serie de actualizaciones de diseño y operativas destinadas a resolver los defectos encontrados en el sistema de control MCAS, el cual se activaba por datos defectuosos de un solo sensor.

Finalmente, si el vuelo de Dickson y las revisiones más amplias van bien, se considera que es probable que la FAA otorgue la Certificación del modelo 737 MAX a fines de noviembre -expresaron fuentes de la industria-, lo que significaría que la flota mundial de los MAX vuelva a volar para fin de año.

Conferencia de prensa del Jefe de la FAA tras volar el Boeing 737 MAX

Comentarios

comentarios

1 Comment

  1. El sistema de control MCAS sigue estando, tapando un defecto físico de diseño,lo que no quiere decir que el problema real de fondo se haya solucionado. Boeing y la FAA han perdido credibilidad fuertemente, una mancha imborrable para quienes fueron intachables.

Los comentarios están cerrados.